Presentación

LA CENTRAL DEL PUEBLO, Centro de Artes Libres AC. es una organización sin fines de lucro integrada por artistas y promotores culturales con una amplia experiencia en el fomento cultural, la educación artística, la intervención, recuperación y resignificación de espacios urbanos y la construcción de iniciativas participativas que tienen como objetivo crear comunidad alrededor del arte y la cultura.

Actualmente la Central del Pueblo dirige un centro cultural en el Centro Histórico que atiende a más de 300 personas semanalmente; su sede es un antiguo colegio colonial, usado recientemente como vecindario, y catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como patrimonio arquitectónico.

En el centro cultural se llevan a cabo cinco programas fundamentales: 1. Educación artística. 2. Servicios culturales. 3. Programación cultural. 4. Vinculación cultural y residencias artísticas y 5. Restauración y resignificación del inmueble y su impacto barrial.

Así, una iniciativa ciudadana crea un espacio cultural de carácter público, gratuito y de calidad; un lugar para el diálogo y el ejercicio de la tolerancia; una terminal para vecinos, artistas y colectivos que requieren un espacio para compartir su expresión; una nueva estación que participa en el proceso de revitalización social y cultural del Centro Histórico.

1. OBJETIVOS

La Central del Pueblo realiza distintos programas y proyectos en el centro cultural para el disfrute, el aprendizaje de las artes y el desarrollo cultural de amplios sectores sociales, comúnmente excluidos de estas alternativas. Sus objetivos son:

- Construir un espacio de integración social que mejore las condiciones de vida del barrio en el que se ubica, alrededor de prácticas culturales y expresiones artísticas.

- Convertirse en punto de encuentro de iniciativas culturales de diverso tipo.

- Contribuir en el proceso de revitalización del Centro Histórico creando un polo de actividad cultural permanente en el norte del polígono.

2. EJES RECTORES

Gratuidad

Distintas experiencias culturales en México han demostrado que el libre acceso a la educación artística y artesanal, así como al goce y disfrute de las creaciones artísticas y culturales permite la participación de quienes tradicionalmente se encuentran marginados e implica un mejoramiento en la calidad de vida, contribuyendo al fortalecimiento del tejido social.

Con la finalidad de crear un espacio cultural sin exclusiones sociales, resulta indispensable garantizar la gratuidad de los programas fundamentales de la Central del Pueblo.

Participación

La construcción de un espacio cultural sólo se logra con participación social, pues éstapermite la creación de una comunidad en torno al centro cultural.

Esta participación significa que los usuarios tomen parte en las decisiones sobre los rumbos del centro cultural, en la definición de la oferta cultural y en el ajuste, evaluación y maduración de los procesos pedagógicos.

Vinculación cultural

La Central del Pueblo lleva a cabo un intenso trabajo de vinculación con distintos grupos e instituciones, tanto privadas como públicas, para hacer del centro cultural una terminal para iniciativas culturales que requieren espacios para su realización.

Así, la Central del pueblo ha sido sede del Festival de México, Festival Internacional de Cabaret, Festival de Danza y Medios electrónicos FEDAME, Festival de arte electrónico, entre otros. También se ha vinculado a festivales de cine como DocsDF, y Encuentro Hispanoamericano de cine y documental Contra el silencio todas las voces.

3. PROGRAMAS

A. Programa de educación artística multidisciplinaria

1. Talleres para niños entre 6 meses y 13 años, organizados en las siguientes áreas:

- Estimulación temprana, para niños de 6 meses a 3 años.

- Iniciación para las artes, para niños de 4 a 13 años.

Actualmente se imparten 6 talleres con 80 niños inscritos por trimestre.

2. Talleres para jóvenes y adultos de 14 años en adelante. Organizados en las siguientes áreas: artes visuales, restauración y oficios para la producción artesanal, artes escénicas y música.

Actualmente se imparten 17 talleres, con 280 personas inscritas por trimestre.

Propuesta pedagógica

El proceso de enseñanza-aprendizaje del taller se lleva a cabo fundamentalmente en la práctica. Ésta implica el conocimiento de las técnicas necesarias para el manejo de distintos lenguajes (plásticos, musicales, corporales, etc.). En el taller libre se estimula, por medios principalmente lúdicos, la capacidad creativa y la necesidad de expresión por medios artísticos. Así, la propuesta pedagógica se finca en la libertad del tallerista y sus alumnos para encontrar en su contexto y experiencias personales, los elementos significativos que motiven la acción creativa. En todo este proceso (que se sintetiza aquí) se cumplen los siguientes objetivos:

Sensibilización. El acercamiento con las artes implica establecer una relación estética con el mundo. Esta relación se encuentra muchas veces relegada por las relaciones funcionales y utilitarias con su entorno. En el taller, la aproximación a la creación sensibiliza al estudiante y modifica tanto su hacer, como su forma de ver y entender el mundo.

Orientación vocacional. La experiencia que ofrece el taller libre permite descubrir el gusto por algún lenguaje artístico, así como la adquisición de habilidades. De esta forma el estudiante cuenta con más elementos para la elección del tipo de educación formal (particularmente de nivel medio superior técnico y superior) que desea cursar, y fomenta la conclusión exitosa de su educación media.

Profesionalización del trabajo artístico. Ante la falta de opciones educativas para las artes, el deterioro y elitismo de algunas de las opciones que existen y las dificultades económicas de amplios sectores de la sociedad, la formación profesional en este ámbito ha recaído en los talleres de artista y en la misma práctica laboral. Esta forma de trabajo retoma una larga tradición histórica en nuestro país.

B. Restauración y resignificación cultural del inmueble y su impacto barrial.

Por medio de un convenio de colaboración con un propietario privado por un mínimo de 5 años, Central del Pueblo, Centro de Artes Libres, cuenta actualmente con un inmueble para el trabajo cultural.

Se trata de una antigua construcción de mediados del Siglo XVIII, que en su origen fue un colegio de la orden de las Carmelitas. El inmueble está catalogado por el INAH como patrimonio arquitectónico y presenta un alto grado de deterioro.

Para la restauración y adaptación del inmueble para el nuevo uso cultural se están implicando los mayores esfuerzos. Por un lado la elaboración de un diseño arquitectónico respetuoso del concepto colonial y ajustado a las nuevas necesidades; por otro el fomento entre la comunidad de la valoración patrimonial del inmueble, el trabajo voluntario para el mejoramiento del mismo y los talleres vinculados al empleo y la profesionalización en distintos oficios, como carpintería y herrería, necesarios en la restauración.

C. Programa de servicios culturales

Los servicios culturales complementan el aprendizaje en los talleres y ofrecen oportunidad de acercarse a un público más amplio que los alumnos de los talleres. Son una herramienta indispensable en las tareas de sensibilización y apertura de un espacio para la convivencia comunitaria.

Cine club. Espacio para el acercamiento al séptimo arte. Tanto para adultos como para niños, se organizan ciclos y se invita a distintos especialistas para el conocimiento y reflexión. De manera complementaria, el cine club abre sus puertas a los distintos festivales y proyectos cinematográficos organizados en la ciudad.

Galería. Con la inauguración del espacio expositivo a finales de 2009, inició la conformación de la Galería Central, que ofrece un espacio alternativo a artistas, tanto mexicanos como extranjeros, para la presentación de sus trabajos.

Plaza digital. Se realizan gestiones con el objetivo de fundar una plaza digital, que permita el uso de la tecnología a los usuarios. Este proyecto deberá acompañarse de capacitación y servicios agregados al espacio tecnológico.

D. Programa de eventos culturales

La programación cultural pasa por los criterios generales que guían esta labor, como son: atender a personas de distintas edades (niños, jóvenes y adultos); abarcar el mayor número posible de disciplinas artísticas; dinamizar y coadyuvar en los festejos tradicionales del barrio en el que se encuentra el centro cultural y sus expresiones populares; y acercar las manifestaciones del arte contemporáneo.

Las posibilidades de la programación no se limitan al inmueble sino que prevén la realización de eventos en plazas públicas y otros espacios fundamentalmente del Centro Histórico.

E. Vinculación cultural y residencias artísticas

Vecindario cultural. Para ampliar las posibilidades de restauración y favorecer la vinculación con otras iniciativas, se lleva a cabo el programa Vecindario cultural. A través de él distintos proyectos culturales y sociales tienen su sede en el inmueble, con estancias permanentes o temporales.

En la actualidad, La Central del Pueblo ofrece cuatro espacios para distintos grupos ocolectivos a cambio de una contribución económica modesta que se invierte en los trabajos de restauración.

En la actualidad se encuentran alojados en este programa un colectivo de artistas plásticos, una empresa de cine y video y en instalación la Asociación Civil Bicitekas, que fomenta el uso de este trasporte alternativo en la ciudad. Así mismo, el Vecindario cultural realiza remodelaciones para contar con un espacio habitacional para residencias artísticas y ofrecer próximamente el espacio a artistas e instituciones que requieren alojamientos de este tipo.

Otros horizontes. Con la finalidad de crear nuevos vínculos culturales y fortalecer los procesos educativos al capacitar a nuevos talleristas, este año se creó el programa Otros horizontes. A través de él alumnos destacados de la Central del Pueblo realizarán un servicio social en otras comunidades, principalmente en el campo y con prácticas culturales distintas.

En 2010 se lleva a cabo el programa de intercambio con el Taller Centro Cultural Comparsa Falfán, ubicado en Zacualpan de Amilpas, el municipio del estado de Morelos con mayor marginación rural de esa entidad.

Comments are closed.